Organizaciones defensoras del agua respaldan a Elena Burns

LIC. ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR


PRESIDENTE CONSTITUCIONAL DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS


PRESENTE


Desde las organizaciones de la sociedad civil firmantes de esta carta, vemos con preocupación que el intento de remoción de Elena Burns es arbitrario y violenta los procesos democráticos promovidos desde su administración.


Antes de ser designada como Subdirectora General de Administración del Agua de este organismo, Elena Burns ha sido una líder destacada y reconocida en la promoción del Derecho Humano al Agua y Saneamiento. Congruente con esta importante causa, ya en funciones, ha sido enfática en poner orden en las concesiones para evitar el acaparamiento del agua de la nación por parte de intereses particulares, perjudiciales para la gestión sustentable del agua y el bienestar de la sociedad mexicana.


Debido a que los responsables de la actual crisis hídrica se encontraban enquistados en la Conagua, en un acto de congruencia, es que usted en septiembre de 2020, promovió la adscripción de Elena Burns a dicha institución junto con otras seis subdirecciones generales para detener el desastre.


La designación de Elena Burns por su trayectoria comprobada y compromiso social con la transformación del sector hídrico la avala, cuenta con un amplio respaldo y reconocimiento social desde las bases comunitarias, las organizaciones de sociedad civil y la academia.


Más allá del procedimiento, que como establece la Ley tendría que ser el Consejo Técnico quién procese su destitución de acuerdo al artículo 11 de la Ley de Aguas Nacionales y que no fue así, nos encontramos ante el reto de dar continuidad a la transformación del sector hídrico sin autoritarismos y con una amplia visión social.


La Conagua en su comunicación oficial del pasado 31 de octubre, alude que la destitución de la ciudadana Elena, responde a dar paso a la mejora de la atención de usuarios en materia de concesiones de aguas nacionales, lo que nos hace cuestionar a qué tipo de usuarios se quiere dar atención que Burns no esté atendiendo, ¿será a los grandes acaparadores del agua?


Nos parece inverosímil que no se tenga en cuenta que estamos lejos de superar la crisis hídrica del país, heredada por las administraciones neoliberales y tecnócratas, quienes intentan volver con las falacias de megaobras y acuafundios que sólo profundizan la desigualdad.


Es evidente que perfiles como el de la ciudadana Elena Burns se convierten en un obstáculo para dichos intereses, deshonestos, insensibles e insaciables, puesto que desde la subdirección que esperamos aún ocupe, se puede poner un freno definitivo al acaparamiento del agua, para que esta finalmente garantice el derecho humano al agua y saneamiento, y llegue a donde tiene que llegar, a las comunidades más vulnerables del país.


Por ello, Sr. Presidente, desde las organizaciones de las sociedad civil, interesadas en el avance de los derechos humanos al agua y al saneamiento y sus derechos asociados, solicitamos que impida que los poderes fácticos y neoliberales capturen de nuevo nuestras instituciones, que se limpie definitivamente la Conagua de intereses particulares que sólo buscan hacer grandes negocios a costa del erario y la sustentabilidad hídrica.


El agua es de la nación, el agua es para lograr la equidad y sustentabilidad, es para garantizar derechos fundamentales, es para mantenernos soberanos, para llevar la paz a los territorios rurales e indígenas tan avasallados por los acaparadores del agua, para transformar el país de manera profunda e imparable.

Firmantes:


Bajo Tierra Museo del Agua,

Fundación Cántaro Azul A. C.,

Caminos de Agua A.C.,

Consejo Ciudadano por el Agua de Yucatán,

Freshwater Action Network Mexico,

Niños y Crías A.C.,

MUDEM A.C.,

SARAR Capacitación A.C.

OXFAM México A.C.