Ser mujer e inequidades en la salud


Por Lol Canul


La conmemoración del Día Internacional de la Mujer este 22 de marzo, es una ocasión para visualizar las diferencias en las necesidades y el acceso a los servicios sanitarios de las mujeres.


La salud como derecho se ve influida por varios factores y las inequidades estructurales son parte de ello, es decir que elementos como la economía, la política y la sociocultura influyen en las oportunidades que tienen las personas para satisfacer sus necesidades y gozar del ejercicio pleno de sus derechos.


Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) a nivel global las mujeres tienen mayor esperanza de vida y hacen más uso de los servicios de salud que los hombres, sin embargo, registran mayor incidencia de padecimientos y comorbilidades. Aunque tengan vidas más largas lo hacen con mayores afectaciones a su salud, lo que disminuye su calidad de vida.


La principal causa de muerte en las mujeres son las enfermedades crónicas no transmisibles, de las que se posicionan en primer lugar los padecimientos cardiovasculares seguidos por el cáncer, en donde predomina el de cuello uterino y de mama.


Respecto a la salud mental, las mujeres reportan mayor incidencia de depresión que los hombres, con 5.1 % y 3.6 % respectivamente. Se sabe que los contextos que habitan las mujeres las ponen en mayor propensión de desarrollar ansiedad, estrés y depresión.


El bienestar social también muestra datos relevantes, se calcula que el 35 % de las mujeres ha padecido violencia sexual dentro o fuera de una relación de pareja. Las mujeres que han sido víctimas de abusos físicos o sexuales presentan más frecuencia de problemas de salud mental, embarazos no deseados y abortos inducidos y espontáneos. El 30 % de las mujeres ha estado en una relación de pareja en dinámicas de violencia, lo que las expone con el doble de probabilidades de sufrir depresión, cerca del doble de probabilidades de padecer trastornos asociados al consumo de adicciones y 1.5 veces más probabilidades de contraer el VIH u otra infección de transmisión sexual.


Ante este panorama, hay mucho trabajo por hacer para atender la salud con perspectiva de equidad. Si requieres atención de algún tipo recuerda que puedes acercarte a Ixchel para acompañar tu cuidado a la salud.