¿Cuánta agua consumimos?

Por Jessica Rodríguez


Probablemente tienes una idea de cuantos megabytes consumes de internet cada mes, ya que todos pagamos por el uso de la red. También intuímos cuántos kilovaltios de energía eléctrica por hora consumimos bimestralmente, ya que no es lo mismo pagar $120 pesos, que pagar $2,000 pesos al siguiente recibo solo porque algún aparato electrónico empezó a consumir más de lo habitual; en este tipo de casos buscamos solucionar el problema lo antes posible.


Sin embargo, con el agua no es así. La mayoría de los hogares no cuenta con medidor y en muchos lugares el agua se paga anualmente, sin importar el consumo por familia. Por ello, en muchas ocasiones, no nos damos cuenta si tenemos alguna fuga y si la identificamos, no le damos mayor importancia.


Alguna vez te has preguntado: ¿cuánta agua se necesita para tomar la tasa de café de todos los días?, ¿cuánta agua se requirió para fabricar la computadora con la que trabajas?, o ¿cuánta agua fue necesaria para la elaboración de la ropa que llevas puesta?, esta agua la nombramos «agua virtual», ya que no la vemos, pero se ocupó para producir, empacar y transportar el bien o servicio que estamos consumiendo.


También existe un concepto que se llama «huella hídrica», que nos ayuda a conocer la cantidad de agua virtual que consumimos y el agua que usamos directamente todos los días para consumo y limpieza. Es importante ser conscientes de estos temas y conocer nuestra huella hídrica para tomar medidas sustentables de consumo, sobre todo con el que no vemos o tenemos tan presente.


Para explicar mejor este tema, pondré un ejemplo del agua que, posiblemente, consumimos en un día común.

En la mañana

El agua que sí vemos y tocamos:

El agua virtual:

Usar el WC: 6 L por descarga Bañarte: 12 a 34 L por minuto Lavarte los dientes: 2 L Vestirte: 8 L por lavado de ropa Un vaso de agua: 0.25 L

Rollo de papel sanitario: 140 L Jabón y shampoo: 132 L Vestirte: Blusa o camisa: 2,800 L Falda o pantalón: 10,000 L Ropa interior: 1,200 L Zapatos: 8,000 L Desayunar: 1 taza de café: 140 L 2 huevos estrellados: 440 L 1 plato de frijoles: 260 L 3 tortillas: 45 L 1 plato de fruta: 205 L 1 vaso de leche: 200 L Pasta de dientes y jabón de manos: 120 L Transporte al trabajo: En automóvil: 246,000 L En transporte público: 10 L Utensilios de trabajo: 1 lápiz: 150 L 1 pluma: 2,800 L 1 cuaderno: 1,500 L 1 teléfono celular: 23,200 L 1 computadora: 37,800 L


En la tarde

​El agua que sí vemos y tocamos:

​El agua virtual:

​3 vasos de agua: 0.750 L Usar el WC: 6 L Lavarte los dientes y las manos: 10 L

​Comer: 1 pieza de pan: 60 L 1 plato de sopa: 65 L 1 plato de ensalada: 85 L 1 plato de arroz: 100 L 1 plato de guisado: 1,500 L Pasta de dientes y jabón para manos: 120 L Transporte a casa: En automóvil: 246,000 L En transporte público: 10 L


​En la noche

El agua que sí vemos y tocamos:

El agua virtual:

​1 vasos de agua: 0.25 L Usar el WC: 6 L Lavarte los dientes y las manos: 10 L Pijama: 8 L por lavado de ropa Cama: 10 L por lavado de ropa de cama

​Televisor: 29,400 L Cenar: 1 vaso de jugo: 140 L 1 sándwich: 315 L 1 plato de cereal con leche: 360 L Pasta de dientes y jabón para manos: 120 L Usar pijama: 7,000 L Cama: Sabanas: 21,200 L Cama de madera: 28,400 L

En este caso hipotético el consumo de agua total para un día es de: 424,113 L.

Este es un ejemplo muy básico de lo que normalmente consumimos. Pero, te imaginas, si a esto le agregamos todos nuestros consumos extras: audífonos, reloj, termo, mochila, suéteres, servilletas, lavadora, estufa, crema corporal, maquillaje, consola de videojuegos, etcétera. Nuestro consumo de agua se eleva significativamente.


El agua dulce con la que contamos en el planeta cada vez es menor y los costos para tener acceso al agua cada vez son mayores. No solo tiene un costo económico, también tiene un costo social; seguro que has escuchado del problema de escasez de agua en Monterrey, el cual es uno de los estados con mayor industria en el país, o en Querétaro en donde está por aprobarse una ley de concesiones en la que los municipios y las comisiones estatales de aguas otorgarán las mismas dando paso a la privatización del recurso. Muchos defensores del Derecho Humano al agua han salido a manifestarse siendo reprimidos y agredidos. Entre muchos otros casos.


Urge que reflexionemos sobre el uso que hacemos de este líquido vital. Y esta toma de conciencia va de la mano con acciones que beneficien la reducción del consumo de agua tanto la inmediata como la virtual. Nuestras decisiones de consumo afectan directamente la posibilidad de seguir contando con este recurso natural. No solo para nuestro bienestar sino buscando juntos el bien común. ¿Y tú, cuánta agua consumes?


Referencias


Expansión Política (29 de mayo de 2022). La aprobación de la «Ley de Aguas» genera controversia en Querétaro. https://politica.expansion.mx/estados/2022/05/29/aprobacion-de-ley-de-aguas-genera-controversia-en-queretaro.


Semarnat (2011). Tu huella hídrica. http://biblioteca.semarnat.gob.mx/janium/Documentos/Ciga/Libros2011/CD001606.pdf.


Gobierno de México (2017). ¿Sabes cual es tu huella hídrica? Semarnat. https://www.gob.mx/semarnat/articulos/sabes-cual-es-tu-huella-hidrica.


Enrique Castellanos (2017). El agua que se gasta al fabricar las cosas. Iagua. https://www.iagua.es/blogs/enrique-castellanos-rodrigo/agua-que-se-gasta-al-fabricar-cosas.