Sistemas de Captación de Agua de Lluvia (SCALL) en la localidad de Canolal, Chenalhó

Equipo de Implementación, Cántaro Azul | Enero de 2022




Introducción


Canolal, Tercera Fracción es una comunidad del municipio de Chenalhó que cuenta con 31 viviendas y con dos retos en su abastecimiento de agua: gran dispersión en la distribución de las viviendas y fuentes de agua temporales que en estiaje tienden a secarse. Después de realizar una serie de diagnósticos técnicos en sitio, no se logró identificar una fuente de agua cercana que pudiera abastecer de forma continua las necesidades de consumo de la población, por lo que la solución se dirigió hacia sistemas de captación de agua de lluvia (SCALL) a nivel domiciliario.


Descripción

Con el objetivo de brindar una solución eficiente y económicamente viable, se realizaron dos diagnósticos, el primero fue el 21 de septiembre del 2020, en este se realizó un recorrido para identificar los pozos a los que las familias acuden para extraer el agua que utilizan en las actividades del hogar. La comunidad expresó que esos pozos tienden a reducir su volumen considerablemente durante la temporada de estiaje e incluso algunos se secan completamente, así que la solución más viable para ellos era gestionar la construcción de una olla de captación pluvial comunitaria. Pero el presupuesto y el tiempo de implementación disponible limitó esta opción, por lo que después de analizar otras opciones se concluyó que la captación pluvial domiciliaria sí era viable para las condiciones de la comunidad.


Antes de comenzar a cuantificar, comprar materiales y contratar mano de obra, era indispensable validar la propuesta con autoridades y habitantes de la localidad, para lo cuál se convocó a una reunión en la que mediante votación y aceptación por unanimidad, se acordó instalar los sistemas de captación de agua de lluvia a nivel domiciliario, dejando también acordado que sólo se instalaría un SCALL por vivienda para así evitar la duplicidad de sistemas en un mismo predio.


Con la autorización de la comunidad, el 12 de mayo del 2021 se realizó el segundo diagnóstico, en el que se visitaron cada una de las 31 viviendas para recopilar datos específicos del área de captación, tipo de techo, diferencia de altura entre la superficie de captación y la entrada al tanque de almacenamiento, identificación del sitio y área disponible para colocar el tanque de almacenamiento y la longitud de separación entre la bajante pluvial y el tanque.



Se planeó comenzar la instalación unas semanas después de este diagnóstico, pero en junio se presentaron conflictos sociales provocados por los desacuerdos electorales en el municipio vecino de Pantelhó, lo que obligó a pausar la presencia en sitio en este municipio y en las localidades colindantes, como era el caso de Canolal. Esta pausa se extendió varios meses más ya que se juntó con resguardos preventivos del personal de campo de Cántaro Azul por riesgo de contagio del virus SARS COV2 (COVID) y también con el cierre presupuestal del proyecto.




En noviembre de 2021, se reactivó la comunicación con la comunidad mediante una reunión con los representantes de las viviendas y las autoridades, en la que la comunidad acordó apoyar en el acarreo de los materiales y facilitar la alimentación y el hospedaje para los albañiles contratados. En esta misma reunión la comunidad eligió el sistema de separación de primeras lluvias que les pareció más adecuado, se realizó un comparativo entre un modelo marca Rotoplas y otro marca Isla Urbana, con el apoyo del Articulador Territorial para la facilitación en lengua tzotzil, a fin de atender adecuadamente las dudas de la comunidad sobre estos sistemas. Los 31 beneficiarios optaron por la marca Isla Urbana.


Del 26 al 30 de noviembre del 2021 se realizó el acarreo de materiales desde San Cristóbal hasta Canolal y el 6 de diciembre comenzó la instalación de los sistemas de captación en las viviendas, con un avance de 6-8 sistemas al día. La instalación finalizó el 10 de diciembre y en una reunión, se realizó la entrega formal del proyecto con la firma del acta de entrega-recepción a nivel comunitario y también se firmó una carta compromiso con cada uno de los beneficiarios en la que se comprometieron a mantener y operar su sistema adecuadamente.



Condiciones generales


La instalación en las viviendas cumplió con diversas características para asegurar la calidad y funcionamiento adecuado:

  • La superficie de captación seleccionada debía ser de lámina galvanizada o de concreto, ambas sin impermeabilizante. Se descartaron techos de lámina de asbesto o con algún acabado que pudiese contener plomo, así como techos de lámina en las cocinas ya que el polvo provocado por el humo de las estufas de leña, se acumula en la superficie y no logra eliminarse en los separadores de primeras lluvias.

  • Para el caso de techos de lámina, la conducción del agua desde el techo hacia las bajantes se realizó con canaletas prefabricadas de lámina galvanizada, sujetadas con soportes de solera doblados y soldados por un herrero antes de llevarlos al sitio. Para el caso de techos de losa de concreto, se planeó construir un pretil para la conducción del agua y colocar tubería de pvc para la bajante pluvial, pero no hubo viviendas con techo de losa en la localidad.

  • La bajante pluvial hacia el prefiltro (Tlaloque) se instaló con tubería de pvc sanitario de 3”.

  • El prefiltro (Tlaloque) se instaló respetando las especificaciones del fabricante, considerando la diferencia de altura necesaria entre la entrada desde la bajante pluvial y la salida hacia el almacenamiento.

  • Para la conducción desde el Tlaloque hacia el almacenamiento, se utilizó tubería de PVC sanitario de 2’’ y la entrada al almacenamiento se realizó mediante un reductor de turbulencia (entrada de agua a la cisterna a través de componente de dos salidas en forma de ancla) para evitar remover los sedimentos que se acumulan al fondo del tinaco.

  • En el almacenamiento se colocó un rebosadero con tubería de PVC sanitario de 2’’ para permitir la salida del agua excedente. Cada familia decidió si estos rebosaderos se conectaban a otros almacenamientos que ya tuvieran en su vivienda.

  • Para la disposición del agua desde el almacenamiento hacia los diferentes puntos de servicio, a cada familia se les proporcionó una manguera de jardín de ½’’ con llave de nariz y adaptador para conectarla al multiconector del tinaco.



Créditos


Guardián de obra y reporte: Diego Castillo León

Implementador: Rodolfo Pérez Gutiérrez

Articulador territorial y Gestor social: Mariano Ruíz Gómez

Compra de material: Andrea Bijman

Responsable de almacén y apoyo en traslados de material: Elivert Morales Encinos

Maestro de obra: Miguel Córdova

Flete: Carlos Encinos Gómez

Diagnósticos técnicos: Límbano Franco y José Luz Olmos Colio