top of page

¿Por qué se hace tan necesario hablar de menstruación digna?

Escuela Telesecundaria 509 El Progreso Chintul, Mezcalapa Nuestro primer acercamiento



Hablar de menstruación, es hablar paralelamente de pobreza menstrual. La inequidad estructural socioeconómica y de género en México y en su mayoría en países del sur global, provoca que se ignore la importancia de estudiar de manera diferenciada los fenómenos que afectan al sector poblacional menstruante, además, esta evidente diferencia, define la manera en que se gestiona la menstruación, «con lo que encuentre» escuche alguna vez.

Esta situación, trae consigo datos duros:


En México, el 15% de las personas menstruantes no cuentan con infraestructura de saneamiento adecuada, y si hablamos del contexto escolar el 42% de las adolescentes y niñas reportan haber faltado a la escuela durante su menstruación. En este sentido el derecho humano al agua y al saneamiento así como el derecho a la educación están siendo violentados.

Desde el programa Agua Segura en Escuelas, sumamos esfuerzos para garantizar el derecho humano al agua y saneamiento en espacios escolares, y desde luego, no podemos voltear la mirada ante esta problemática. El primer acercamiento a este tema se realizó en la Esc. Telesecundaria 509 de El Progreso Chintul, Mezcalapa, donde por iniciativa e inquietud de los integrantes del CAES, el equipo de Cántaro Azul, facilitó el Taller de Menstruación Digna para visibilizar la importancia del tema y normalizarlo entre las alumnas, además de resolver algunas dudas.

Se realizó un circulo de escucha entre mujeres, las integrantes del CAES realizaron algunos carteles con información importante para ilustrar el tema y exponer en plenaria, posteriormente facilitadoras de Cántaro Azul reforzaron el tema y así se abrió la conversación para hablar de nuestros senti-pensares en torno a la menstruación.

La reflexión que más nos hacía sentido de aquel dia es que menstruar en dignidad debe de ser un derecho para todas las mujeres, sin embargo, en pocas ocasiones el Estado mexicano ha destinado recursos y esfuerzos para desentrañar las aristas de una compleja problemática: la pobreza menstrual.

El Fondo de Población de las Naciones Unidas (FPNU) define la pobreza menstrual como «la lucha que enfrentan muchas mujeres y niñas de bajos recursos al intentar adquirir productos menstruales». Pero, esta definición no es suficiente para visibilizar la complejidad del problema, en este sentido, limitar nuestro entendimiento de la menstruación digna al acceso a productos de gestión menstrual deja de lado la comprensión y complejidad de los círculos de pobreza en los distintos territorios, donde la raíz del problema viene desde no tener garantizados el derecho humano al agua y al saneamiento.



31 visualizaciones

Entradas relacionadas

Ver todo

Ser Cantar@

コメント


bottom of page