top of page

OMSCAS, el poder de las comunidades de Berriozábal

Por Érika Ramírez y Melina Arredondo


Colaborar, acompañar y buscar el bien común para que en las comunidades rurales haya agua segura es la misión del Organismo Municipal de Servicios Comunitarios de Agua y Saneamiento (OMSCAS) de Berriozábal, Chiapas, que el pasado 24 de noviembre llevó a cabo su Asamblea General de Comités del Agua y Representantes Comunitarios.

El encuentro tuvo como fin analizar y aprobar el reglamento interno de los integrantes comunitarios de la Junta de Gobierno del OMSCAS; instalar la modalidad de Asamblea General de Comités del Agua y Representantes Comunitarios del municipio de Berriozábal como mecanismo organizativo y democrático para la toma de decisiones y el flujo de información; y reiterar colaboración en coinversión en obras y acciones de fortalecimiento de capacidades al organismo y gestores comunitarios; por parte del Ayuntamiento y las organizaciones de la sociedad civil.

El OMSCAS se sustenta en un acuerdo entre lo público y lo comunitario, pues su junta de gobierno está integrada en su mayoría por gestores y gestoras comunitarias del agua de las diferentes localidades rurales que integran el municipio. Esta institución es la primera en su tipo en el país, tiene por referentes modelos exitosos como el Centro de Apoyo a la Gestión Rural del Agua Potable (CENAGRAP) en Ecuador, puesto que pone en el centro las necesidades y propuestas de las comunidades con mayores rezagos en servicios de agua y saneamiento. Por eso es que el OMSCAS se ha convertido en un referente de organización para el fortalecimiento de la gestión comunitaria del agua.

La Asamblea General reunió a más de 57 comunitarios, provenientes de: Paso Limón, Nuevo Triunfo, Ignacio Zaragoza, Buenavista, Unión Hidalgo, El Danubio, Nuevo Progreso, Benito Juárez, Las Maravillas, Nuevo Montecristo, Río Blanco, Ranchería El Limón, Joaquín Miguel Gutiérrez, El Divisadero, San José El Paraíso, El Caracol, El Clavel, El Mirador, El Tirol, Montebello, Emiliano Zapata, Las Camelias, Ranchería El Paraíso, Cuchumbac, Berlín, Nueva Esperanza, Tierra y Libertad, Amendú, Agua Escondida, Sabinito, Santa Martha, San Antonio Bombanó, San Pedro Bombanó, San Jerónimo, Gracias a Dios y San Isidro.

Sandra, gestora comunitaria del agua nos relató que el OMSCAS ha ayudado a mejorar las necesidades básicas de cada comunidad. En la comunidad de Joaquín Miguel Gutiérrez, dijo, «nos ha ayudado mucho porque teníamos problema de abastecimiento de agua, sólo llegaba a ciertos domicilios; ahora, ya todas las viviendas ya cuentan con agua, tanto en las zonas altas como en las bajas».



También, estuvieron nuestros compañeros de Cántaro Azul: Valentina Estrada, facilitadora de acuerdos público-comunitarios de Berriozábal; Mauricio Zamarripa, gestor de procesos sociales; Malu Poo Ramírez, guardiana de la implementación y Paola Scot, facilitadora de acuerdos público-comunitarios de La Trinitaria, quienes han impulsado y articulado procesos en favor de la gente de este y otros municipios. En su participación, Mónica Olvera, Lead Link de Cambio Sistémico de Cántaro Azul, destacó la importancia del OMSCAS que «ahora es ejemplo de organización, tanto para el Estado como a escala nacional, de que se puede garantizar el acceso al vital líquido en las comunidades rurales».

En tanto, el presidente municipal Jorge Acero Gómez destacó que es indispensable seguir avanzando para poder llegar a más comunidades, trabajar en beneficio de ellas, y en favor de la salud de sus habitantes, porque «si tenemos agua limpia, tenemos salud». También, destacó que el día anterior a esta Asamblea, habían participado en el Congreso de la Unión dando una charla sobre el OMSCAS de Berriozábal, donde otros Estado, se pronunciaron a favor de replicar el modelo.

Erwin Gómez, director del OMSCAS, comentó que el organismo es fundamental para trabajar con la gestión comunitaria del agua y empoderar a quienes forman parte de él. Actualmente, la población objetivo tentativa del OMSCAS registrada en el plan estratégico a 10 años es de 12 mil 490 habitantes del medio rural, de un total de 18 mil 670.

Entre 2021 y 2022, el OMSCAS, Cántaro Azul y Operación Bendición han construido o rehabilitado sistemas comunitarios de agua y saneamiento en 16 comunidades, en coinversión. Datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) 2020 indican que hay unas 5 mil 655 personas en esas comunidades.

El OMSCAS, de reciente creación (2019), fue reconocido como una de las mejores prácticas municipales por parte del Instituto para el Federalismo y el Desarrollo Municipal. Entre los principales retos que hay para este organismo es su sostenibilidad, por lo que, junto con sus aliados, están trabajando para continuar fortaleciendo este organismo a partir de la toma de decisiones de las y los gestores comunitarios de agua porque al centro va su voz, como se ha comprobado a través de esta asamblea.

bottom of page