top of page

Gestoras y gestores del agua llaman al legislativo al reconocimiento constitucional de su trabajo

Gestoras y gestores comunitarios del agua, originarios de Chiapas, Veracruz, Campeche, Oaxaca y Estado de México, llegaron el pasado 23 de noviembre a la Cámara de Diputados para solicitar a las y los legisladores el respaldo y promoción de elevar a rango constitucional el trabajo que realizan diariamente para tener acceso a este bien, indispensable para la vida.


En el marco del Conversatorio: La gestión comunitaria del agua, experiencias y realidades, las gestoras y los gestores expusieron los desafíos que enfrentan para tener acceso al agua en comunidades con altos grados de desigualdad, como Calakmul, Campeche; Ecatepec, Estado de México; Sitalá y Chenalhó, Chiapas. Así como los problemas en torno a la calidad, corrupción y acaparamiento que hay en sus comunidades.





El conversatorio reunió a legisladoras y legisladores, gestoras, gestores comunitarios y personas expertas en la gestión del agua, donde se abordó la situación actual y los desafíos que enfrenta México en cuanto a la administración de este recurso esencial y que recuperamos para tenerte informado.


Entre las y los participantes se encontraban la diputada María Eugenia Hernández Pérez, presidenta del grupo de Amistad México - República del Ecuador; el ministro Luis Espinoza Salas, encargado de negocios ad interim de la Embajada del Ecuador en México; la diputada Adriana Bustamante Castellanos; y diversos representantes de instituciones y comunidades.


La legisladora María Eugenia Hernández Pérez destacó la desigual distribución y acceso al agua en México, señalando que la gestión del agua es crucial para la estabilidad de los ecosistemas y la calidad de vida de las personas. La diputada también subrayó las limitaciones de la legislación vigente respecto al reconocimiento de los sistemas comunitarios de gestión del agua.


En tanto, Fermín Reygadas Robles Gil, director y co-fundador de Cántaro Azul, ofreció una visión histórica de la gestión comunitaria del agua en México donde expuso la deuda añeja que el país tiene con esta forma de prestación de servicios a la población, que han abandonado los ayuntamientos, los estados y la federación, y cómo ha sido fundamental para el bienestar en contextos rurales.


Ejemplo de ello, destacó, es que, desde la década de 1980 con el proceso de descentralización, en la Constitución se les encomendó la prestación de los servicios a los municipios. Estamos 40 años después y han fallado absolutamente en las comunidades rurales, por lo que es momento de llevar a cabo una reforma constitucional para adecuar el artículo 115, reconocer a la gestión comunitaria del agua y que los ayuntamientos fortalezcan y coadyuven con ella para la prestación de los servicios, enfatizó el cofundador de Cántaro Azul.  


En el recinto legislativo se presentaron testimonios que ilustran los retos y logros de la gestión comunitaria del agua en diferentes regiones. Margarita, presidenta del Comité de Agua comunitario en Calakmul, Campeche, destacó la importancia de buscar el reconocimiento oficial para poder gestionar adecuadamente el agua en su comunidad, que carece de fuentes superficiales.




Marisela, representante de Santa María Tulpetlac, Ecatepec, relató el difícil panorama que enfrentan debido a la población de este municipio, por décadas, consecuencia de la corrupción, malas administraciones, y cómo les han robado su sistema de agua en el Estado de México. La mujer expuso los esfuerzos y desafíos jurídicos que han emprendido para resolver esta problemática desde hace ya varios años.


Maribel, de Santiago Xolomeca, Oaxaca, habló sobre cómo la gestión comunitaria del agua ha impactado positivamente en su localidad. Destacó la concientización y participación de la población, así como la importancia de contar con bases legales para gestionar proyectos y enfrentar desafíos ambientales.


Mónica Olvera, directora de Cambio Sistémico e Incidencia en Cántaro Azul, moderadora del conversatorio hizo énfasis sobre el papel que han desempeñado las mujeres en la gestión comunitaria del agua, quienes a diario dotan del bien a sus hogares, mayormente, a través del acarreo y acompañadas de sus hijos e hijas. También estaban Marcela, de Tequila, Veracruz, y María Luisa, presidenta de la Asociación de Patronatos de Agua del Municipio de Sitalá, Chiapas, quienes resaltaron la importancia de la participación femenina en la toma de decisiones y las actividades comunitarias relacionadas con el agua.


Eusebio, representante de la Asociación de Patronatos de Agua del Municipio de Chenalhó (APAMCH), ha sido uno de los representantes que ha expuesto en foros nacionales e internacionales, como la Conferencia Mundial del Agua de la Organización de las Naciones Unidas el pasado 22 de marzo de 2023, sobre la escasez y la calidad de agua que padecen los pueblos en Chiapas; así como las soluciones que ofrecen con el trabajo de asociatividad que realizan.


Fue entonces que en el recinto legislativo se resaltó el trabajo dedicado a las comunidades y organizaciones que luchan por garantizar el acceso equitativo y sostenible al agua en México. Hoy, la esperanza se deposita en el reconocimiento constitucional de la gestión comunitaria del agua y en las iniciativas presentadas por legisladores comprometidos con esta causa para agilizar el acceso a este bien.


El equipo de Cántaro Azul se suma a la solicitud de reconocimiento constitucional de la gestión comunitaria del agua. Desde nuestro trabajo, hemos observado la constancia, organización, participación y propuestas para hacer del derecho humano al agua una realidad para quienes habitan en las comunidades rurales e indígenas de México.

34 visualizaciones

Σχόλια


bottom of page