¿Conoces los separadores de primeras lluvias?

Su importancia en la captación pluvial

Por Héctor Castelán

Figura 1. Ilustración de Isla Urbana.

Sabemos que el agua de lluvia es considerada como una de las más importantes fuentes de abastecimiento para muchas familias o comunidades pequeñas que no cuentan con este vital líquido para sus necesidades básicas. El abastecimiento vía captación de agua de lluvia garantiza un alto nivel de acceso en sus diferentes modalidades como son ollas a nivel comunitario, o bien cisternas domiciliarias de agua.


Para captar el agua de lluvia se requieren diferentes componentes como un techo adecuado para captación, que no genere productos que pudiesen ser dañinos a la salud, además de material para conducción del agua de lluvia, separadores de primeras lluvias, un tren de filtración/tratamiento y cisterna de almacenamiento, principalmente. (Figura 1)


Uno de los componentes importantes durante la captación de agua de lluvias son los separadores de primeras lluvias. Algunos modelos de estos separadores son los conocidos como Tlaloques, diseñados por Isla Urbana. (Figura 2)



Estos separadores están diseñados para evitar que los periodos de lluvia más contaminados ingresen a la cisterna de almacenamiento. Integran dos funciones esenciales en un mismo equipo. En primer lugar, como su nombre lo indica, tienen la función de separar las primeras aguas de lluvia. Y en segundo, integra la opción de desvío completo del escurrimiento pluvial, refiriéndose con ello a que tiene la capacidad de desviar aguaceros en su totalidad para que no ingresen a la cisterna.


Esta separación de primeras lluvias funciona con base en el hecho de que el primer volumen de agua que entra en contacto con la superficie de un techo durante las primeras lluvias arrastra componentes suspendidos en el aire o depositados sobre el área de captación, por lo que éstos componentes se suelen encontrar concentrados en las primeras aguas.


¿Qué variables son las que se retienen en estas primeras aguas? Principalmente altas concentraciones de turbidez, color, e incluso microorganismos que crecen en la superficie de los techos. De esta forma, la separación de primeras lluvias consiste en evitar que éste primer volumen de agua ingrese a la cisterna, logrando por lo tanto una mejor calidad en el agua captada. (Figura 3)


Cuando el volumen deseado ha ingresado a estos sistemas, un flotador interno cierra la entrada al contenedor, permitiendo que a partir de ese momento el agua que continúa cayendo se dirija directamente hacia la cisterna. El agua dentro del separador, junto con los contaminantes que arrastró, se desechan antes de las próximas lluvias para dejar al separador vacío nuevamente y listo para repetir el proceso.


En Gestión del Conocimiento realizamos análisis de calidad de agua a separadores de primeras lluvias Tlaloques, que fueron instalados en la Casa del Agua situada en el Parque Natural El Encuentro y analizados durante el verano científico de 2019. Además, realizamos pruebas este año en el agua de lluvia previa a su ingreso y después de pasar por los Tlaloques instalados en la comunidad de Canolal, del municipio de Chenalhó.


Nuestros resultados mostraron una reducción significativa en la turbidez y color del agua, así como una reducción en la absorbancia y transmitancia de la misma. Estos parámetros son importantes a considerar durante el tratamiento del agua ya sea con cloración o luz ultravioleta. Los resultados mostraron que niveles altos de turbidez detectados incluso encima de los 300 NTU (Unidades Nefelométricas), que son aquellas en las que se mide la turbidez del agua. Éstas se redujeron hasta 19 NTU después de pasar por el Tlaloque (Figura 4). Por su parte, niveles aproximados a 30 NTU se redujeron a 0 unidades NTU.


Los resultados obtenidos y los documentados por Isla Urbana durante y después de diseñar e instalar estos sistemas son un importante referente a considerar para la instalación de los separadores de primeras lluvias. Por tanto, desde Gestión del Conocimiento reconocemos la importancia de los separadores de primeras aguas y hacemos énfasis en que deben ser instalados siempre que se consideren como opción los sistemas de captación de aguas de lluvia.