Apuntes sobre nuestro Consejo Directivo

Por Ian Balam García



Ante las autoridades, el Consejo Directivo de Cántaro Azul es el órgano de gobierno que representa y vigila el cumplimiento de los compromisos y obligaciones en términos legales y contractuales. Ante la organización, es un espacio que brinda perspectiva proyectiva e introspectiva en lo que toca al rumbo y desempeño en función de la visión, la misión y el contexto.

El Consejo Directivo analiza la información emanada de la organización o el entorno, discute en función de criterios oficiales (leyes, estatutos) y organizacionales (misión, visión, políticas internas), y vota resoluciones o planes de acción puntuales con el equipo operativo. Todo ello durante sesiones programadas en donde sus integrantes dan vida a su rol y destinan, como voluntariado, ciertas horas al mes para realizar trabajos concretos con el equipo.


¿Cómo opera el Consejo Directivo dentro de la holocracia?


Se incorporó el rol de consejero dentro del Círculo Ancla con su propósito, dominios y responsabilidades, pero con dos diferencias:


Quienes tienen el rol (6 personas) no se diferencian entre sí por enfoque, todos operan bajo el mismo marco de referencia.

Las decisiones tomadas en las sesiones del Consejo Directivo siguen la lógica de consensos (votos y mayorías), a diferencia de la lógica integradora de la holocracia.

Evolución del Consejo Directivo de Cántaro Azul


Fermín Reygadas e Ian Balam García han sido integrantes del Consejo Directivo desde la constitución de Cántaro Azul en 2006. Se mantienen en él para servir como compás de los principios fundacionales y guardianes de la historia.


Aracely González es invitada a participar en 2018, al identificarse la necesidad de fortalecer las capacidades analíticas y anímicas de la organización, pero desde alguien que tuviese un profundo conocimiento de las dinámicas internas y el día a día. Su ecuanimidad, compromiso y análisis balanceó y apuntaló desde el interior.


En 2018 inició el proyecto de integrar nuevos miembros, externos a la operación y sus dinámicas. Se buscó balance de conocimientos diversos: del sector del agua, interculturalidad, realidades de las organizaciones de la sociedad civil (OSC), mejores prácticas organizacionales y capacidad de contextualizar para ajustar saberes. Es así que en 2022 se integran tres personas más.


Emilio Malpica Chauvet, a quien Fermín y Balam conocen desde 2009 y que en su quehacer profesional siempre ha mostrado un pensamiento sistémico muy comprensivo, desde el cual propone realizar ajustes. Alguien muy orientado al detalle pero capaz de ver el contexto. Enfocado en el sector de la educación por la aportación que desde ahí se hace a lo social. Y, sobre todo, con capacidad de escucha. En sus palabras:


Soy Director General en Merited. Cuento con más de 20 años de experiencia en el sector educativo particular en México. He colaborado tanto en instituciones que cotizan en mercado de valores, como en empresas familiares en roles estratégicos y de dirección mejorando los sistemas de planeación y gestión. He sido miembro de asociaciones educativas como la FIMPES y participado en el proceso de acreditación y certificaciones educativas. Tengo una Licenciatura en Relaciones Internacionales por el ITESM y la Maestría Ejecutiva en Dirección de empresas por el IPADE. Mi misión en la vida es impulsar organizaciones conscientes para alcanzar sus objetivos y lograr el impacto social y en el entorno que demanda un mundo sustentable. Me integro a Cántaro Azul porque sintonizo con el espíritu y los valores de los fundadores y con el objetivo del uso sustentable del agua con equidad; espero contribuir desde mi experiencia en la alineación de propósitos con ejecución eficiente en beneficio de todas las partes interesadas.

Mayli Sepúlveda Toledo, con quien Cántaro Azul colaboró fuertemente en temas asociados a gobernanza del agua, transparencia y acceso a la información. Su trayectoria profesional es, en corto, la historia por la que ha pasado México para incorporar a la ciudadanía en los espacios de toma de decisión y crear mecanismos de rendición de cuentas para los Gobiernos. Siempre sensible, rigurosa y tenaz. En sus palabras:


Presido la Mesa Directiva de Controla Tu Gobierno A.C., organización civil que ofrece servicios de capacitación, asesoría y acompañamiento a organizaciones ciudadanas y servidores públicos en los temas de transparencia, acceso a la información, rendición de cuentas, auditoría social, gestión de archivos y colaboración entre sociedad y gobierno. He sido consultora de organizaciones internacionales para proyectos de rendición de cuentas y promoción del acceso a la información, entre ellas the Global Initiative for Fiscal Transparency (GIFT), American University, William & Flora Hewlett Foundation, The International Budget Partnership, el Banco Mundial, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y Water Integrity Network. En el servicio público, durante más de 14 años desempeñé diversos cargos en el Instituto Federal de Acceso a la Información Pública, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, el Instituto Federal Electoral, la Secretaría de Gobernación y la Dirección General de Culturas Populares de la SEP.

Ramiro Marina Reyes es un profesionista independiente que siempre se involucra más allá de lo que cualquier ciudadano haría. Su sensibilidad le hace ver claramente desigualdades que afectan a otros; y su emprendimiento y sentido de justicia, hacer algo al respecto. Cántaro Azul le conoció justo por su involucramiento en la gestión comunitaria del agua en su comunidad. Desde entonces las diversas interacciones hicieron ver en él a un ser humano con mucha visión, valentía, ecuanimidad y conocimiento de lo que se vive en zonas rurales. En sus palabras:


Mi nombre es Ramiro Marina Reyes. Estudié la primaria en Chicoasén, Municipio de Chiapas, la secundaria y preparatoria en la capital Tuxtla Gutiérrez con una carrera técnica en Administración de Recursos Humanos y posteriormente la universidad en la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia en el mismo estado. Dediqué la mayoría de los años en clínicas de pequeñas especies y zoológicos como el Manuel Álvarez del Toro, aunque en paralelo fui precursor de la adopción y rescate animal en Tuxtla. A los 40 años cambié de residencia al municipio de Berriozábal, en la cual me involucré en diversos temas comunitarios, desde escolares hasta control y vigilancia. En el 2014 inicié mi inmersión en el tema del agua, cuando las disparidades en su acceso dentro de la comunidad me motivaron a trabajar por una red de distribución que beneficie a toda la población. El aprendizaje en esos años, de las desigualdades en zonas rurales y las acciones para revertirlas se consolidan en el año 2020, al integrarme al primer Organismo Municipal de Servicios Comunitarios de Agua y Saneamiento (OCSAS) en Chiapas y México. En 2021 viajé a Ecuador junto con otros gestores comunitarios y con el equipo de Cántaro Azul para aprender sobre la gestión comunitaria y sus mejores prácticas. Desde estos espacios se ha consolidado como mi misión la de aportar y apoyar para que las comunidades rurales logren que su derecho humano al agua al saneamiento se cumpla, y que esto suceda cubriendo todas sus dimensiones: que sea suficiente, saludable, asequible, accesible y de calidad.