top of page

Agua pasa por mi casa



Cada uno da lo que recibe, y luego recibe lo que da

Nada es más simple, no hay otra norma

Nada se pierde

Todo se transforma

J. Drexler


A veces pienso que todo está conectado y que las conexiones son invisibles. Agua y saneamiento son un derecho humano.


Trabajando en el Parque Natural Encuentro, durante las visitas guiadas a Casa del Agua he podido reflexionar con diversas personas que allí han llegado, ya sea espontáneamente o en visitas programadas; niñ@s, universitar@s, gente que nunca se había planteado la problemática o expert@s de aquí y de allá. También he compartido estas visitas con compañer@s de Cántaro Azul y en todos los casos llegamos a similares premisas: todo está conectado, agua y saneamiento son «puntas del mismo lazo».


No es tan difícil descubrirlo, sin saneamiento no hay agua de calidad. Es tal vez por eso que siempre en los recorridos me emociono en la parte del saneamiento seco. No sólo porque esta tecnología evita la problemática de la contaminación del agua de la forma más simple, no usándola; sino también porque nos deja ver que el problema del arrastre es también (y yo diría principalmente) que se lleva los nutrientes vitales para sostener la vida, hasta el mar (acentuadamente en el drenaje). El mar no nos los devolverá y allí se convertirán en un problema.


Un día me preguntó un joven (un poco en broma) en la estación del baño seco mientras mostraba el contenedor de la poposta, «¿Y qué haces con toda esa mierda?». Y la respuesta es fácil: ese no es un problema, sino una solución.


Más adelante al mostrar el agua que sale del humedal de tratamiento del baño de arrastre devolví la pregunta: «¿Tomarían o usarían esta agua?». La respuesta fue, entre risas: «¡Claro que no!». «¿Y saben de dónde viene el agua que usan en sus hogares? ¿Qué es lo que arrastra el agua, por qué viene clorada?»



¿Cómo participamos en el ciclo del agua, de los nutrientes y… de los patógenos?


Agua y nutrientes están en el origen de la vida terrestre. La migración de la vida desde el agua a tierra firme es totalmente impulsada por el ciclo del agua y el ciclo del agua ha sido ralentizado por la vida terrestre para generar más vida. El agua que corre despacio, se distribuye, se infiltra se deposita, se almacena… camino al mar genera vida. Es por eso que los sistemas naturales terrestres evolucionaron con humedales (manglares, deltas, pantanos); sistemas que no solo tienen el objetivo de «limpiar el agua», sino sobre todo de atrapar nutrientes, que luego reciclan devolviéndolos tierra adentro por medio de flora y fauna.


Todo está conectado y las conexiones parecen más importantes que los propios elementos. Cuando usamos el compost del baño seco, o el agua nutritiva del humedal del baño de arrastre, para fertilizar y crecer alimento, estamos haciendo lo que hace la naturaleza; cerrar el ciclo vital de los nutrientes.


Visitar la Casa del Agua en el Parque Natural Encuentro es una oportunidad para observar y reflexionar. Ver cómo estamos conectados a los ciclos del agua y de los nutrientes, y tomar la responsabilidad de participar de estos ciclos que sostienen la vida en el planeta. Siempre que tomemos agua pensar de donde viene y siempre que jalamos la palanca del baño pensar a donde va, porque todo está conectado.

67 visualizaciones

Entradas relacionadas

Ver todo

Comentarios


bottom of page