Por la salud de la niñez

Por Lol Canul

Desde 1924, en nuestro país, abril es el mes para conmemorar a la niñez y desde Ixchel queremos dar foco a la atención a la salud de esta población que es uno de sus derechos fundamentales y señalar que representa un grupo con necesidades específicas para garantizar su bienestar.


La salud de niñas y niños esta ligada a las condiciones de calidad de vida de sus familias y comunidades, por lo que es importante señalar que la promoción del derecho a la salud es primordial para dar alcance a la satisfacción de sus requerimientos y que se trata de un derecho colectivo. La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) afirma que, en México, la afiliación de esta población a los servicios de salud es aceptable y tiene niveles óptimos, sin embargo, los problemas estructurales del sistema público también les afectan de manera directa.


A partir de la pandemia por Covid-19, el contexto al que se han enfrentado las infancias les ha requerido mucha resiliencia emocional que, sin duda, ha sido ejemplo para el resto de las personas. Las deficiencias en los cuidados que requiere la niñez se tornaron más evidentes y pusieron en descubierto otras vulnerabilidades. Las restricciones de movilidad y de contacto físico social redujeron el entorno de convivencia de las niñas y niños que debieron limitarse a la familia cercana, cambiando la educación escolarizada presencial y otros grupos de interacción. Sin duda, el impacto de esto se ve reflejado en la salud emocional, psicológica y social. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) estima que, en México, 2 664 151 niñas, niños y adolescentes entre 10 y 19 años viven con algún trastorno mental.


La desnutrición infantil y el sobrepeso son problemas de índole nacional, según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT) 2018, niñas y niños de 5 a 11 años presentan bajas porciones de alimentos recomendados para tener una óptima nutrición: solo el 22% consume verduras, 43.5% fruta y el 46.1% ingiere alguna forma de proteína animal o vegetal. En contraste, el 85.7% de la población de entre 5 y 19 años consume de manera cotidiana bebidas comerciales con latos niveles de endulzantes.


Según la CNDH, el 39.7% de los hogares mexicanos dejaron de vacunar a las niñas y niños durante la contingencia, dejando un esquema incompleto de inmunización que aumenta el riesgo de contraer enfermedades infecciosas. Para la sociedad, las instituciones y las familias, debe ser prioridad completar las vacunas que correspondan a las edades de las infancias. Respecto a este tema en Chiapas, la ENSANUT 2018 reporta que el porcentaje de hogares con cobertura de vacunación completa es menor a la media nacional.


Según datos de la misma ENSANUT 2018 y para el contexto de Chiapas, los datos sobre la salud de la población menor a 5 años indican que las Infecciones Respiratorias Agudas (IRA) representan uno de los problemas de salud más frecuentes con una incidencia del 44.4%, así como la Enfermedad Diarreica Aguda con incidencia del 19.5%.


Las niñas y niños son parte importante de nuestra sociedad y la vigilancia de su vacunación, alimentación, bienestar psicoemocional y físico para la protección de su salud es una responsabilidad compartida que debemos asumir como una prioridad.

En Ixchel damos acompañamiento a la salud de la niñez de nuestras familias, si tienes alguna duda o requieres alguna forma de atención acércate a nuestro equipo.