Comunicado urgente: ¿A quiénes afectará la reforma al artículo 151 de ISR?


En riesgo los programas de las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) que atienden a grupos vulnerables de la población en nuestro país.

  • Hoy es la fecha límite para impedir la aprobación de la reforma a la ley del Impuesto sobre la Renta (ISR) que limita las deducciones de personas físicas por donativos.

  • La reforma a la ley del ISR debilitaría la acción de las OSC, de aprobarse las consecuencias más graves serían para las personas pertenecientes a grupos vulnerables del país con quienes la sociedad civil organizada trabaja.

  • Aproximadamente 5,073 organizaciones se verían afectadas de aprobarse esta propuesta de ley, particularmente 1,817 organizaciones que obtienen entre el 30 y el 100% de su ingreso total por donativos de personas físicas nacionales (1).

Ciudad de México a 20 de octubre de 2021.


La aportación de las Organizaciones de la Sociedad Civil en un país como México es muy significativa y necesaria. Trabajamos en causas sociales diversas: desde la atención y asistencia a grupos vulnerables, protección del medio ambiente, justicia de género, proyectos educativos, defensoría, seguridad alimentaria, salud, paz, atención a emergencias, etc., fortaleciendo el cumplimiento de los Derechos Humanos fundamentales, coadyuvando a las responsabilidades del Estado mexicano para el bien común, desempeñando un papel fundamental en la democracia.



Las OSC somos una parte fundamental de la vida social y democrática de nuestro país.


Hoy a las 2:00 pm la Cámara de Diputados votará la propuesta de reforma a la Ley del ISR que busca limitar más las deducciones personales, entre ellas los donativos de individuos para causas sociales en las que quieren aportar. El concepto de “Donativos”, a la fecha ya topado a un 7% de los ingresos reportados por personas físicas, será ahora constreñido aún más al incorporarse en fracciones en las cuales también se deducen honorarios médicos, gastos funerarios, intereses de créditos hipotecarios, aportaciones complementarias al retiro, entre muchas otras.


Es decir, se propone adicionar al límite de deducciones personales previsto en el último párrafo del artículo 151 de la LISR, el monto de las deducciones relacionadas con donativos. Así, el monto total de las deducciones personales que podrán efectuar los contribuyentes no podrá exceder de la cantidad que resulte menor entre cinco veces el valor anual de la UMA ($163,467.00) o del 15% del total de los ingresos del contribuyente (ahora no se excluyen los donativos, se elimina la excepción para éstos).


Lo anterior desincentiva fiscalmente a las donaciones de individuos pues tendrán que elegir sobre qué gastos quieren aplicar sus deducciones personales, dejándoles en una decisión compleja en hacerlo sobre gastos indispensables como los antes referidos y otros voluntarios como lo son los donativos.


Urgente impedir repercusiones a sectores vulnerables con las medidas fiscales por autorizarse.


Es urgente que las autoridades consideren la gran aportación que el trabajo de las OSC, vía donativos, logran en aliviar y solventar problemáticas sociales que ahora quedarán desatendidas. Desincentivar y limitar los recursos que la sociedad civil aporta a causas sociales es, contrariamente a lo que se propone, ampliar brechas de desigualdad que esos donativos cerraban. Igualmente, es debilitar un sector que es contrapeso indispensable de toda sociedad democrática, además de eliminar fuentes de empleo.


El foco de atención de las y los legisladores debe estar en la población vulnerable que se beneficia de las acciones de la sociedad civil. Sólo en 2020, uno de los años más retadores para México y el mundo, alrededor de 2,927,735 de los hogares mexicanos recibieron apoyo de organizaciones sin fines de lucro (CEMEFI, 2021).


Las personas en los sectores más marginados de la sociedad y de las comunidades rurales son las que más participan y se benefician de las acciones de las OSC. El impacto directo de la disminución de las donaciones sería para estas personas que viven en condiciones de pobreza o marginación. Están en riesgo los proyectos de desarrollo, de alimentación y de fortalecimiento de capacidades; así como de servicios médicos, rehabilitación y acompañamiento a víctimas de violencia, por poner algunos ejemplos.


Este incentivo es de los pocos mecanismos de atracción de donativos de los que las OSC pueden apoyarse. Para ello, se cumplen con diversos requisitos, procesos de validación, envío de información fiscal y auditorías constantes, no solo por el gobierno, sino por instituciones independientes. Uno de los sectores con mayor vigilancia y respeto a las normas gubernamentales y fiscales.


Urgente la toma de acción a favor de las y los participantes o beneficiarios de los programas sociales que encabezan las OSC.


Las OSC levantamos la voz para solicitar al Congreso de la Unión que privilegien a los sectores más vulnerables y que no se afecten los programas, proyectos e instituciones que apoyan y sostienen las actividades que el gobierno no puede ejercer en su totalidad. Que no se debilite el trabajo de la sociedad civil organizada en México.


Fondo para la Paz ha trabajado para ser un factor determinante en la erradicación de la pobreza y extrema pobreza en México por lo que urgimos a los legisladores reconsiderar su posición y fortalecer las acciones que beneficien a los sectores más vulnerables especialmente en las zonas rurales”. Magali Jauregui, Directora de FPP

Cántaro Azul trabaja en diversos territorios y desde esfuerzos complementarios para que el Derecho Humano al Agua y Saneamiento se cumpla en la realidad del día a día de cientos de miles de personas en México. Somos una sociedad civil organizada que fortalece a la sociedad y lo hace posible con el apoyo de individuos que aportan a esta causa. La reforma en discusión debilita, no sólo a las OSCs, sino al esfuerzo para lograr una sociedad más equitativa y justa. Ian Balam, Presidente de Cántaro Azul

Organizaciones de la Sociedad Civil firmantes:

Fondo Para la Paz, I.A.P

Cántaro Azul

Red de Cooperación Mexicana (REDECIM)

Despierta, Cuestiona y Actúa, A.C.

Una mano para Oaxaca

Centro Comunitario Iniciativa Mixteca, A.C.

Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer de Puebla

Somos Más Decididos, A.C.

Centro Laboral México, I.A.P.

Amigos de San Cristóbal, A. C.

Concentrarte A.C.

Valora A.C.


1 (20/10/21) Pronunciamiento de la Red por Los Derechos de la Infancia en México (REDIM): Preocupación ante la propuesta de reforma a la Ley del Impuesto sobre la Renta (LISR) que concierne a los donativos de personas físicas nacionales.



 

CONTACTO CON PRENSA


Fondo para la Paz, I.A.P. | Cynthia Villafaña | Comunicación FPP

Correo: cynthia.villafana@fondoparalapaz.org | Teléfono: 04455 4817 1049 | www.fondoparalapaz.org


Acerca de Fondo para la Paz, IAP

Fondo para la Paz es una agencia de desarrollo local que, desde 1994, incrementa el bienestar de los pueblos indígenas a través de proyectos participativos y organización comunitaria; que amplían las capacidades y oportunidades de las comunidades rurales indígenas en México para lograr mayor bienestar. Búscanos en Facebook (/fondoparalapaz) y Twitter: @fondoparalapaz


Cántaro Azul | Donaji García | Comunicación

Correo: donaji@cantaroazul.org | Teléfono: (967) 631 5817 | www.cantaroazul.org


Acerca de Cántaro Azul

Cántaro Azul es una organización de la sociedad civil que desde hace 15 años trabaja para generar condiciones técnicas, sociales y de política pública, que permitan el cumplimiento del Derecho Humano de Agua y Saneamiento, con perspectiva de Derechos Humanos, resiliencia y equidad. Facebook (@CantaroAzul) Instagram (cantaroazulorg) y Twitter (@Cantaro_Azul)